Si los gobiernos, las ONG, los responsables de la formulación de políticas y las empresas se unen, podemos construir un mundo en el que los niños conectados a las calles tengan sus derechos protegidos y el acceso a servicios esenciales.

Una oportunidad que cambia la vida

Con una ratificación casi universal, la Convención de los Derechos del Niño describe las obligaciones que tienen los estados miembros de la ONU para con todos los niños. En 2017, CSC aseguró el reconocimiento histórico de la ONU de que todos los gobiernos deben dar consideración específica a la forma en que cumplen con estas obligaciones para los niños conectados a la calle, garantizándoles el mismo acceso a los mismos derechos. Trabajando con el Comité de los Derechos del Niño de la ONU y con el aporte de más de 1,000 niños de la calle, ayudamos al Comité de los Derechos del Niño a escribir esta guía que describe los pasos que los gobiernos deben seguir.

Para convertir las palabras en acciones, debemos asegurarnos de que la directiva de la ONU se convierta en una realidad para los niños de la calle: un mundo en el que puedan llevar vidas seguras, libres para desarrollar todo su potencial y cambiar sus historias.

Nos gustaría agradecer a nuestros socios, que han brindado un apoyo generoso e invaluable a nuestra lucha por los derechos de los niños conectados a la calle.

Trabaja con nosotros

El siguiente paso fundamental es poner en práctica las directrices de la ONU en todo el mundo. Es una gran empresa, pero trabajando juntos podemos cambiar el mundo para los niños conectados a la calle.

Póngase en contacto con nosotros para ver cómo puede ser parte de este nuevo y emocionante capítulo para proteger y apoyar a los niños conectados a la calle.